Cáncer de estómago

Compartir:

Los terrenos etiológicos en que el cáncer gástrico se desarrolla son las siguientes:

  1. Hígado hiperactivo con estancamiento enzimático, edema de la mucosa del estómago, acumulación de toxinas e hipersensibilidad inmunitaria,  lo que constituye una múltiple agresión que determina la mutación genética del cáncer. 
  2. Función de transformación y transporte digestivos empobrecidos con acumulación de toxinas.
  3. Decaimiento de la función celular y sanguínea de la pared gástrica.

Si no conocemos los terrenos biológicos en que cada uno de ellos se manifiesta, la etiología verdadera de la enfermedad continúa en la sombra.

Por ejemplo:

  • ¿Cuáles son las causas de que la dieta hiperproteica induzca cáncer gástrico en unos individuos y no en otros?
  • ¿Cuáles son las causas de que el Helicobacter pylori agreda en unos individuos y circunstancias y no en otros?
  • ¿Cuál es la razón por la que la aclorhidria supone un factor tumoral ocasional y no lo es comúnmente?
  • ¿Y los pólipos gástricos, en qué momento y porqué empiezan a constituir un riesgo?
  • ¿Y la atrofia o la metaplasia? ¿Cuándo son peligrosas? ¿Siempre?
  • ¿Y la metastatización? ¿Qué factores biológicos la inducen?

Las respuestas serán banales o muy difíciles para la oncología oficial, pero evidentes para la experiencia clínica biológica

El cáncer del estómago también es conocido como cáncer gástrico. Se origina en las células epiteliales que forman la capa más interna de la mucosa del estómago.

Aproximadamente entre el 90% y 95% de los tumores malignos del estómago son adenocarcinomas. Los términos cáncer del estómago o cáncer gástrico casi siempre se refieren a los diferentes tipos de cáncer adenocarcinoma del estómago. 

Diagnóstico:

Para detectar y diagnosticar el cáncer del estómago, se utilizan pruebas que examinan el estómago y el esófago. Pueden utilizarse las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para verificar si existen signos generales de salud, incluido el control de signos de enfermedad, como bultos o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se anotan los antecedentes de los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes médicos de sus enfermedades y tratamientos anteriores.
  • Estudios de la química de la sangre: procedimiento mediante el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas a la misma por órganos y tejidos en el cuerpo. Una cantidad anormal (más alta o baja de lo normal) de una sustancia puede ser un signo de enfermedad en el órgano o el tejido que la produce.
  • Recuento sanguíneo completo (RSC): procedimiento para el cual se toma una muestra de sangre para verificar los siguientes elementos:

La cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

La cantidad de hemoglobina (la proteína que transporta oxígeno) en los glóbulos rojos.

La parte de la muestra compuesta por glóbulos rojos.

  • Endoscopia superior: procedimiento que se utiliza para observar el interior del esófago, el estómago y el duodeno (primera parte del intestino delgado) a fin de verificar si hay zonas anormales. Se introduce un endoscopio (un tubo delgado con una luz) en el esófago a través de la boca y la garganta. 
  • Prueba de sangre oculta en la materia fecal: prueba que se usa para verificar si las heces (residuos sólidos) contienen sangre que sólo se puede ver bajo un microscopio.
  • Ingesta de bario: serie de radiografías del esófago y el estómago. El paciente bebe un líquido que contiene bario (compuesto metálico de color plateado blancuzco). Este líquido reviste el esófago y el estómago, y se toman radiografías. Este procedimiento también se llama serie gastrointestinal (GI) superior.
  • Biopsia: extracción de células o tejidos para estudio bajo un microscopio a fin de determinar la presencia de signos de cáncer. Generalmente la biopsia del estómago se realiza durante la endoscopia.
  • Exploración por TAC: procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un contraste en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen de forma más clara. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada

Síntomas:

El cáncer gástrico progresa a un estadio avanzado antes de producir síntomas:

  1. Anorexia.
  2. Sensación de saciedad.
  3. Aversión a la carne.
  4. Debilidad global.

Estos cinco síntomas son universales y se dan en todos los casos de cáncer gástrico. El resto de síntomas es menos frecuente.

  1. Dolor abdominal (60%).
  2. Pérdida de peso (50%).
  3. Anemia (40%).
  4. Masa abdominal (30%).
  5. Melena en el tipo sarcomatoso (25%).
  6. Acantosis nigricans (55%).
  7. Demencia, ataxia cerebelosa.
  8. Trombosis venosa.
  9. Síndrome de Cushing.
  10. Polimiositis.

El  cáncer  de  estómago  fue  la  causa  de  aproximadamente  700.000 muertes en todo el mundo en el año 2002, siendo la  segunda causa de muerte por cáncer entre los hombres a nivel mundial (11,7% del total de fallecimientos por tumores malignos), tras el cáncer de pulmón,  y la cuarta  entre las mujeres (8,7% del total de muertes por cáncer), tras el de mama, pulmón y cérvix.

En España fallecen unas 6.400 personas al año por su causa, 3.900 hombres (el 6,7% de todas las muertes por cáncer y el 1,8 % del total de muertes), y 2.500 mujeres (el 7,2% de las muertes por cáncer y el 1,2% del total de muertes). En general, la mortalidad (y la incidencia) es mayor en las provincias del norte y en las del interior, que en la costa.  Las mayores tasas de mortalidad en España se dan en la comunidad de Castilla y León.

La mortalidad en España, comparada con el resto del mundo, se puede considerar media para ambos sexos (tasa ajustada mundial en 2002: 11,4 en hombres y 5,4 en mujeres).

La edad media al fallecimiento por cáncer de estómago en España es de 70 años entre los hombres y 71 entre las mujeres.

La mortalidad, igual que la incidencia, desciende en todo el mundo desde los años 50-60. Pero sigue siendo un problema sanitario muy importante, sobre todo en algunos países en vías de desarrollo, y en otros desarrollados de Oriente (Japón, Hong Kong, Singapur) y en otros países en que la dieta esta marcada por artificios de conservación (ahumados y adobos) de alto poder toxínico y por el alto consumo de sal.

El cáncer gástrico se disemina por vía linfática y sanguínea a peritoneo y ganglios linfáticos de drenaje o a través de submucosa y “muscularis mucosae” a todo el intestino.

En España el descenso comenzó un poco mas tarde que en el resto de Europa, y dejó de ser la primera causa de mortalidad por cáncer en los años 70 (para pasar a ocupar este puesto el cáncer de pulmón).  Desde los años 90, el descenso se ha ralentizado, especialmente entre las generaciones más jóvenes (de aproximadamente un 4,5% de descenso anual, a un 2%).

Existen dos tipos de cáncer de estómago bien definidos. El primero es de tipo intestinal, cuya patología previa es la gastritis. Hoy se sabe que la bacteria Helicobacter pylori está presente casi en la mayor parte de los casos de gastritis. 

El cáncer de estómago también puede producirse por una lesión en la mucosa gástrica y enfermedades de fondo como una anemia perniciosa. El segundo tipo de cáncer se atribuye a causas genéticas y se presenta mayormente en gente joven.

Algunos factores de riesgo, como el fumar, pueden cambiarse. Otros, como la edad de la persona o sus antecedentes familiares, no se pueden cambiar.

Un riesgo aumentado de cáncer de estómago se ha visto en personas que llevan una alimentación que contiene grandes cantidades de alimentos ahumados, pescado y carne salada y vegetales conservados en vinagre. Los nitritos y nitratos son sustancias que se encuentran comúnmente en las carnes curadas. Ciertas bacterias, como la Helicobacter pylori, pueden convertir a los nitritos y nitratos en compuestos que han causado cáncer de estómago en animales.

Los factores que han demostrado intervenir en la génesis del cáncer del estómago son:

  1. La dieta abundante en carne roja y especias, en pescado en salazón o ahumado, en hidratos de carbono de absorción rápida o pobre en vitaminas A, C y E y en proteínas.
  2. La infección por Helicobacter pylori.
  3. Raza y Factores hereditarios. Los asiáticos e hispano-americanos expresan mayor prevalencia.
  4. Anemia perniciosa, aclorhidria y gastritis crónica.
  5. Cirugía gástrica previa.
  6. Displasia previa de la mucosa, grupo III. Esta alteración del epitelio gástrico llega a ser un predictor indudable de la presencia próxima de cáncer gástrico. De hecho la sustitución de la mucosa gástrica por intestinal se asocia directamente con cáncer gástrico tipo intestinal.
  7. Pólipos gástricos. Al menos la mitad de los pólipos adenomatosos gástricos muestra cambios carcinomatosos. Sin embargo, los pólipos hiperplásicos no expresan potencial maligno.
  8. Gastritis crónica atrófica de cuerpo y antro.
  9. El cáncer gástrico es más frecuente en varones de más de cincuenta años, de grupo sanguíneo A.
  10. El cáncer gástrico difuso se presenta en grupos de células desperdigadas por la submucosa (incluso en células solitarias) o células grandes con infiltrado inflamatorio sobre áreas de gastritis atrófica. Crea infiltración superficial o masa polipoidea o ulcerativa o infiltrante.
  11. El cáncer gástrico metastatiza por vía linfática, sanguínea y por siembra sobre la superficie peritoneal. Los tipos ulcerativo y polipoide infiltran la pared hasta la serosa y los ganglios linfáticos. Las metástasis a distancia afectan a cualquier órgano, especialmente hígado, pulmón, peritoneo y ganglios supraclaviculares de Virchow o axilares de Irish.
  12. Pueden producir síndromes paraneoplásicos como:
    • Acantosis nigricans.
    • Polimiositis, dermatomiositis.
    • Eritemas penfigoides.
    • Demencia o ataxia cerebelosa.
    • Trombosis venosa.
    • Síndrome de Cushing.
    • Signo de Lese-helat.

No es fácil prevenir el cáncer de estómago. Existen determinados factores que no pueden evitarse como la herencia familiar, ser varón, edades avanzadas… Sin embargo, tomar ciertas medidas puede disminuir el riesgo de padecer cáncer gástrico.

  • Seguir una dieta saludable rica en frutas y verduras, y que incluya una cantidad adecuada de vitamina C. Evitar ingerir productos ahumados y en salazón.
  • No fumar y no abusar del consumo de alcohol
  • Refrigerar bien los alimentos - Los alimentos mal refrigerados como la carne roja producen ciertos agentes químicos que pueden dañar seriamente la mucosa del estómago. 
  • Evitar los alimentos basura (tipo fast food) por su alto contenido en grasas saturadas; sobre todo aquellos alimentos que se fríen en el mismo aceite una y otra vez (refritos). 
  • Reducir el consumo de cafeína, sal y alimentos muy condimentados.

Hay diferentes tipos de tratamientos disponibles para los pacientes de cáncer de estómago. Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento actualmente usado) Se utilizan cinco tipos de tratamiento estándar:

Cirugía
La cirugía es un tratamiento común para todos los estadios del cáncer de estómago. Se pueden utilizar los siguientes tipos de cirugía:

  • Gastrectomía subtotal: extirpación de la parte del estómago que contiene cáncer, los ganglios linfáticos cercanos, y partes de otros tejidos y órganos cercanos al tumor. Se puede extirpar el bazo. El bazo es un órgano de la parte superior del abdomen que filtra la sangre y elimina las células sanguíneas viejas.
  • Gastrectomía total: extirpación de todo el estómago, los ganglios linfáticos cercanos y partes del esófago, el intestino delgado y otros tejidos cercanos al tumor. Se puede extirpar el bazo. El esófago se conecta con el intestino delgado de manera que el paciente pueda continuar comiendo y tragando. 
  • Si el tumor bloquea el estómago, pero el cáncer no se puede extirpar completamente por medio de cirugía estándar, se pueden utilizar los siguientes procedimientos:
  •  Colocación de una cánula endoluminal: procedimiento para introducir una cánula (tubo delgado expansible) para mantener abierto un pasaje (como las arterias o el esófago). En el caso de los tumores que bloquean los pasajes que van o vienen del estómago, se puede utilizar la cirugía para colocar una cánula desde el esófago hasta el estómago o desde el estómago hasta el intestino delgado para permitir que el paciente pueda comer normalmente.
  • Terapia láser endoluminal: procedimiento para el cual se introduce en el cuerpo un endoscopio (tubo delgado con luz), con un láser adjunto. El láser es un haz de luz intensa que puede utilizarse como un cuchillo.
  • Gastroyeyunostomía: cirugía para extirpar la parte del estómago con cáncer que bloquea la abertura hacia el intestino delgado. Se conecta el estómago con el yeyuno (una parte del intestino delgado) para permitir que los alimentos y las medicinas pasen desde el estómago hacia el intestino delgado.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento del cáncer que utiliza medicamentos para impedir el crecimiento de células cancerosas, mediante su destrucción o evitando su multiplicación. Cuando la quimioterapia se administra oralmente o se inyecta en una vena o músculo, los medicamentos ingresan al torrente sanguíneo y pueden afectar a células cancerosas en todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). La forma en que se administra la quimioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se está tratando.

 Radioterapia
La radioterapia es un tratamiento del cáncer que utiliza rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan. Hay dos tipos de radioterapia. La radioterapia externa utiliza una máquina externa al cuerpo para enviar radiación hacia el cáncer. La radioterapia interna utiliza una sustancia radioactiva sellada en agujas, semillas, cables o catéteres que se colocan directamente en el cáncer o cerca del mismo. La forma en que se administra la radioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se está tratando.

 Quimiorradiación

La terapia de Quimiorradiación combina quimioterapia con radioterapia para aumentar los efectos de ambas. El tratamiento de quimiorradiación que se administra después de la cirugía para disminuir el riesgo de que el cáncer se reproduzca recibe el nombre de terapia adyuvante. Está en estudio la quimiorradiación que se administra antes de la cirugía para reducir el tumor (terapia neoadyuvante).

Terapia dirigida

La terapia dirigida es un tipo de tratamiento para el que se usan medicamentos u otras sustancias para identificar y atacar células específicas sin dañar las células normales. La terapia con anticuerpos monoclonales es un tipo de terapia dirigida que se usa para el tratamiento del cáncer de estómago.
Para la terapia con anticuerpos monoclonales se usan anticuerpos producidos en el laboratorio a partir de un tipo único de célula del sistema inmunitario. Estos anticuerpos pueden identificar sustancias en las células cancerosas, o en células normales que pueden ayudar a crecer a las células cancerosas. Los anticuerpos se unen a las sustancias y destruyen las células cancerosas, bloquean su crecimiento o impiden que se diseminen. Los anticuerpos monoclonales se administran por infusión. Se pueden usar solos o para trasportar medicamentos, toxinas o material radiactivo directamente hasta las células cancerosas.