Migraña

Compartir:

La migraña o jaqueca es un síndrome benigno y recurrente, consistente en cefalea pulsátil uni o bilateral, exacerbada por el ejercicio y acompañada de náuseas, vómitos, fotofobia, sonofobia o síntomas de disfunción neurológica.

En ella se pueden distinguir cuatro fases que no siempre están presentes, pudiendo faltar una o varias de ellas: pródromos que aparecen en un 12-88% de los episodios y suelen ser inespecíficos y poco evidentes, bien de tipo excitatorio (irritabilidad, bostezos, hiperosmia, antojo por determinados alimentos) o bien inhibitorios (torpor mental, cansancio, anorexia, alteración del habla, sensación de frío); aura, presente en un 20-30% de los casos y consistente en síntomas de disfunción neurológica (visual, sensitiva, motora, del lenguaje) que siguen a los pródromos y preceden a la aparición del dolor de cabeza; cefalea y síntomas acompañantes como náuseas o vómitos; resolución y recuperación, con manifestaciones muy parecidas a los pródromos.

Se distingue entre migraña con aura (antes migraña clásica) y migraña sin aura (antes migraña común), según tenga o no síntomas neurológicos asociados.

La medicina biológica considera que la migraña expresa ciertas sutilezas biológicas en su constitución que merecen ser consideradas para su tratamiento. Alteración del sistema neurovegetativo y la debilidad metabólica gástrica que en muchos casos determina la cefalea. La debilidad metabólica digestiva se pone de manifiesto con sintomatología asociada como: vómitos inmediatos tras comida, eructo o regurgitación ácida, hambre canina, dolor abdominal, diarrea… Por otro lado nuestra experiencia muestra que el estasis sanguíneo y enzimático más el bloqueo microcirculatorio cerebral inducen migraña.

Por lo tanto, tratar estas alteraciones metabólicas con medicina biológica, conjuntamente con acupuntura nos permite en la mayoría de los casos la remisión completa de las cefaleas.

Patologías relacionadas

También puedes estar interesado en