Nutrición y medicina integral: La importancia de la microflora intestinal

Nutrición y medicina integral: La importancia de la microflora intestinal

0

No sólo Hipócrates consideraba la importancia de un sistema digestivo saludable para evitar gran parte de las enfermedades. También la Medicina Tradicional China considera que un sistema digestivo débil, o alterado estructuralmente es el origen de muchas enfermedades. Actualmente, la medicina oficial, está empezando a considerar la gran importancia de la microflora intestinal, aunque existen todavía otros aspectos importantes que debería tener en cuenta.

La terapia nutricional de la función digestiva se ha centrado tradicionalmente en lo que sucede en el interior del tubo digestivo. Por lo tanto, se limitaba a reemplazar enzimas digestivas, sales biliares, etc,  hierbas y nutrientes que se encargan de favorecer la peristalsis y el tiempo de tránsito intestinal o a los probioticos. El uso de estos suplementos no es objeto de este artículo, sino comentar dos aspectos importantes del intestino desde una perspectiva integral:

  1. La importancia del estado de la mucosa intestinal
  2. La naturaleza de la relación entre la mucosa y la flora intestinal.

Nutrientes necesarios para mantener la integridad de la mucosa intestinal

¿Cuál es entonces la mejor solución para asegurar una absorción que pueda mantener una salud óptima? Desde una perspectiva integral parece ser, que si podemos mejorar la salud de la mucosa intestinal, la necesidad de agentes terapéuticos podría reducirse en términos de cantidad y duración.

Causas de deterioro de la integridad de la mucosa intestinal:

  1. Escasa llegada de los nutrientes necesarios a la luz intestinal, ya que la mucosa precisa la absorción de cantidades suficientes de ciertos nutrientes para mantener su integridad.
  2. Las células de la mucosa intestinal se renuevan cada 2-3 días. Por lo tanto, una escasez de nutrientes puede disminuir la integridad de la mucosa en un periodo de tiempo bastante corto.

Los nutrientes más importantes son: glutamina, arginina, nucleótidos y ácidos grasos omega 3 de cadena larga que se encuentra en el aceite de pescado.

La función de la microflora intestinal

El ácido butírico, un ácido graso de cadena corta es otro nutriente extremadamente importante que se requiere para la salud óptima del intestino, específicamente para la salud de la célula epitelial del colon. El aporte colónico de butirato, en vez de proceder de la dieta, es producido por los microorganismos de la flora intestinal.

En el colon residen miles de millones de microorganismos de varias especies diferentes, muchas de las cuales son absolutamente cruciales para la correcta salud de las células del colon. La relación existente entre el colon y su microflora es muy compleja:

  1. La mayoría de las diferentes especies de microflora son oportunistas. Qué especies sobreviven y proliferan depende principalmente del tipo de alimentos que se ingieren y de parámetros específicos del ambiente colónico, como el pH. Por lo tanto, los constituyentes de la microflora intestinal son muy dependientes de variables ambientales.
  2. Muchos organismos favorecen la salud óptima del colon. Esto se consigue principalmente a través de los subproductos producidos por bacterias como el butirato mencionado anteriormente, que actúa como combustible para las células del colon o contribuye, alterando factores como el pH.
  3. Muchos organismos producen subproductos que promueven la enfermedad tanto a nivel local como sistémico, como, por ejemplo, endotoxinas que pueden causar daño local al incrementar la permeabilidad intestinal, y que, si se absorbe, puede producir alteraciones en otros sistemas.
  4. La naturaleza oportunista de la microflora intestinal determina en gran medida si prevalecen finalmente los organismos probióticos o los patógenos. En este mundo microbiano de supervivencia del más apto, el aporte alimentario y factores como el pH son determinantes importantes de quien gana o pierde esta lucha. Por consiguiente, que el conjunto de la microflora promueva o disminuya la salud óptima depende en gran medida de qué organismos hallen un ambiente particular más favorable. Por ejemplo, si la dieta tiene una alto contenido en azúcares simples que pasan sin digerir al intestino grueso, puede producirse un aumento en el número de Candida Albicans y otras formas fúngicas. Ocasionalmente los síntomas surgen porquen ciertas cepas de cándida pueden producir compuestos de tipo etanol que dan lugar que dan lugar a lo que se conoce como el síndrome de autofermentación. Otro ejemplo es una dieta elevada en compuestos azufrados, que provoca una proliferación de organismos que producen el gas sulfuro de hidrógeno, un conocido irritante del colon. A la inversa, una dieta rica en fibra promueve el crecimiento de organismos beneficiosos como L- acidophilus y Bifidobacteria. Por lo tanto la medicina integral se preocupa no solo del microorganismo patógeno, sino también de la relación del microorganismo patógeno con su ambiente. El objetivo del tratamiento será entonces cómo modificar el ambiente en el colon a través de la dieta, disminución de estrés, etc., para que el microorganismo no pueda proliferar de forma eficaz, o que otros microorganismos beneficiosos crezcan hasta que el patógeno quede comprometido. Un ejemplo frecuente es la infección por Helicobacter Pylori resistente a antibióticos.
  5. Ciertas especies de la microflora intestinal producen enzimas que juegan un importante papel en la circulación y reabsorción de la bilis. Por lo que una disminución de estos enzimas conduciría a una disminución de los ácidos biliares necesarios en intestino para realizar una correcta digestión de las grasas y para la absorción de las vitaminas liposolubles: A, D, E, K.

 

Compartir este artículo:

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.